Archivos Mensuales: octubre 2012

Empresas de Poceria Chinchon PROFESIONALES

Somos un grupo de empresas de poceria en Chinchon contamos con personal cualificado para solucionar sus problemas de desatascos, tanto en el ámbito doméstico (cañerías, fregaderos, bañeras, bajantes comunitarios) como el de la empresa, agrícola o en grandes superficies comerciales o naves industriales.

Siempre al tanto de la tecnología más avanzada en la maquinaria específica del sector, nuestra empresa actúa en el menor tiempo al mejor precio y con la máxima calidad.

Desatascos Chinchon garantiza todas sus actuaciones con un seguimiento personalizado de cada trabajo realizado, ya que estamos certificados por las empresas de calidad de servicios y tenemos todos los permisos necesarios que nos permiten actuar de forma diligente, organizada y profesional.

Llame a y sea parte de nuestra clientela satisfecha: nos avalan años de experiencia en el mercado y podemos solventar cualquier deficiencia en canalizaciones de agua, limpieza de pozos negros, pocería en general, tuberías y cualquier tipo de conducción.

Desatrancos Chinchon

Desatrancos Chinchon, hace unos días se me atascó el bote sifónico del baño de mi piso y todo el agua empezó a verterse por todo el suelo inundandolo. Rápidamente llamé a desatrancos en Chinchon para que lo desatascaran y retiraran todos los residuos.

 

Ellos como siempre, en un corto periodo de tiempo, enviaron a dos técnicos expertos en desatrancos urgentes Chinchon que se pusieron manos a la obra y realizaron el trabajo de forma rapida y eficiente. Es increiblemente sorprendente la forma en que realizan los desatascos y demás servicios. Además sabes que siempre puedes contar con ellos, ya que están operativos para solucionar cualquier tipo de emergencia de desatasco las 24 del día y los 365 días al año.

 

No es la primera vez que tengo un problema con las cañerias de mi casa, por lo que esta vez no dudé en llamarles a ellos.  Me solucionaron otra averia hace unos años y quedé completamente satisfecho, no solo de la reparación, sino que también del precio tan competente que me cobraron por ella.